miércoles, 12 de octubre de 2016

El eco de los disparos

Fotografía: Clemente Bernad

Lean esto. Les ayudará a despejar muchas dudas que nunca se atrevieron a formular. O a formularse. Y no hace mucho tiempo. Puede que tengan ciertos reparos. Que les cueste adentrarse ante este abismo llamado autocrítica. Si es así, ustedes tal vez forman parte, como yo, de esos que en tiempos no tan lejanos miramos para otro lado. Hicimos caso omiso. O nos autocensuramos. O guardamos un silencio bastardo, contaminado de vergüenza. Quizás porque no podíamos, no sabíamos o no habíamos leído a Steiner cuando dijo que "somos cómplices de lo que nos deja indiferentes". Lean esto porque va directo a la línea de flotación de nuestra historia reciente, aquella que huele a plomo y sabe a lágrimas, tantas que si los demonios probaran el amargor de la sangre, enloquecerían de tristeza.
https://edurneportela.com/el-eco-de-los-disparos/

 

Pamplonando


El mes pasado oí a  una representante del ayuntamiento de Pontevedra decir: “Cuando llegamos a la alcaldía teníamos una cosa muy clara, sabíamos qué modelo de ciudad queríamos.” Me pregunto por qué este ayuntamiento del cambio no está movilizando este  debate.  Quizás el más rentable, necesario y exigente. No digo que no se estén haciendo intentos. Pero parciales y sin anclaje prioritario en la agenda política. Y es que en este momento hay una inflación de mesas, procesos, foros, dinámicas participativas y asambleas populares.  Para casi todo. Muy bien. Pero esto requiere diagnósticos, planificación,  criterio, saber para qué participamos y vinculación de los resultados.  Y creo que a estos  procesos les falta visión global, cohesión  y miradas poliédricas. Que se han diseñado  con más prisa que criterio. Quizás desde la inmediatez para cumplir lo prometido. Pero pensar en un modelo de ciudad requiere sentir  la ciudad como un todo. Y no solo desde la presión que ejerce la centralidad y atomización del centro histórico. Porque la ciudad debe ser diagnosticada como la suma de sus barrios. Por eso seguir leyendo en Diario de Noticias