lunes, 30 de marzo de 2015

Un informe que escuece

Foto: Diario de Noticias


Parece ser que la pobreza solo escuece en tiempo de votos o de vigilia. Y es que, aunque no lo parezca, en Navarra hay 30.000 personas en situación de pobreza severa. Lo dice la UPNA tras un informe sobre el impacto social de la crisis. Pero al consejero Alli, este dato, más que inquietarle, parece importunarle. Porque lejos de admitir la realidad, que es la que es, se revuelve contra quienes anuncian y denuncian un escenario de vergüenza social. Más aún, el consejero arremete contra la UPNA a la que acusa de “opiniones partidistas y sin ningún rigor argumental”.
¿Por qué se enfada el consejero? Pues porque la UPNA comprueba que la Estrategia de Inclusión Social, elaborada desde el Departamento de Políticas Sociales, por muy consensuada que esté, está vacía de contenido. Verá usted, esto solo se puede decir con datos en la mano. Y lo que se prueba es que esa estrategia no ha logrado reducir la desigualdad y la pobreza en nuestra sociedad, sino que ha aumentado su polarización. Porque las “estrategias de austeridad” han afectado de forma significativa al gasto social. Y eso ha influido en esta dinámica exclusógena desde 2011. Se prueba también que el gobierno, del que usted forma parte, sigue pautas muy divergentes respecto a las recomendaciones de la Unión Europea en materia de inclusión y lucha contra la pobreza. Y esto, junto a otros datos vergonzantes, hace dudar a los autores del informe sobre el compromiso político de su gobierno respecto a “mejorar el bienestar de las personas más vulnerables”, según sus propias palabras. Otra cosa es que esto joda oírlo en puertas de elecciones.
Alguien dijo una vez que la pobreza crea suaves bahías, y en ellas se remojan la conciencia los políticos de mesa redonda.